...
Noticias
Responables de género del proyecto visitaron Villa Alcalá en Sucre
Bookmark and Share
Fecha: Julio, 2017
Autor: Claudia Amonzabel Meneses
Fuente: Formación técnica profesional

El el mes de mayo se realizó la visita, entre pares, de las responables de género de las entidades socias del proyecto. Todas se desplazaron hasta la ciudad de Sucre para visitar el Instituto Aurora Rossells y, después de éste recorrido, se viajó a Villa Alcalá donde se visitó a la Asociación de mujeres las Rositas quienes son productoras de manzanas.

En el CEA 20 de Septiembre (Villa Alcalá) se encuentran los espacios de práctica de la carrera de fruticultura.

En la foto se puede apreciar a puntos focales (responables) de género del proyecto junto con el equipo técnico de FAUTAPO Chuquisaca  y Diego Saavedra el Director Distrital de Educación de Villa Alcalá  y; Guido Choque, director y docente facilitado del CEA quien hizo una exposición exhaustiva de las estrategias de enseñanza que utiliza, las mismas que toman en cuenta el cómo adaptarse a las participantes, algunas, que no saben leer ni escribir. 

En el año 2009, según personal técnico de FAUTAPO, se comenzó a apoyar la carrera de fruticultura en la que se incribieron tanto hombres como mujeres. En la foto se puede apreciar a una mujer productora con cajas cosecheras de plástico que fueron compradas en el marco del conscurso que realizó, esta gestión, el Fondo Equidad, una iniciativa del proyecto Formación técnica profesional de la Cooperación Suiza en Bolivia.

Las mujeres son las responsables de las unidades productivas e involucran a todos los miembros de su familia. De acuerdo a datos proporcionados por Guido, existen 48 unidades productivas y 30 mujeres son emprendedoras. Los terrenos de las mujeres fueron seleccionados  de acuerdo a ciertas características, sobre todo que tengan el acceso a agua. Con la supervisión de FAUTAPO Chuquisaca compraron plantines de manzanas de dos tipos: royal gala y fuji porque son las que se consume en el mercado.

Pedro Rodas quien hace uso de un refractrómetro verifica, delante de los visitantes, que la manzana esté madura para poder cosecharla.  Nos indica que si llega a 14 grados quiere decir que está lista para  su cosecha. Como lo menciona Pedro, este año cada planta produjó 40 kilos, lo que significa 2 arrobas por árbol y un logro de 142 arrobas de todos los árboles con los que cuenta. De ese total, vendió el 40% y eso le significó un ingreso neto de Bs. 5.300. Ha recibido el apoyo de la Alcaldía para poder llevar las manzanas al mercado local y venderlas, agrega. El resto se quedó para el consumo de su familia  y también hizo trueque para obtener otros productos.

Una productora de manzana, sostiene un calibrador manual, el mismo que fue comprado en del concurso lanzado por Fondo Equidad y  por ser una Buena Práctica seleccionada desde el mismo  Fondo. El calibrador les sirve para medir el tamaño de la manzana y saber el peso, de acuerdo a esos datos se hace la selección de las manzadas que se venderán en el mercado.